Top Tab Content

Políticas de integración laboral, género y rol de la pequeña empresa abordó Conapyme en asamblea anual de la OIT en Ginebra

Una intensa actividad está desplegando la delegación de Conapyme con motivo de la realización de la asamblea anual de la Organización Internacional del Trabajo con sede en Ginebra, Suiza, y que es uno de los organismos permanentes de Naciones Unidas. La delegación la integran el presidente de la entidad, Juan Araya, y el director Pedro Zamorano.

Los dirigentes fueron invitados a una cita con el equipo de trabajo del Servicio de igualdad entre hombres y mujeres, discapacidad, pueblos indígenas y VIH. Estuvieron con la directora del servicio, Shauna Olney; el encargado de políticas de discapacidad, Stefan Tromel; Briggitte Zug-Castillo, a cargo de políticas de VIH, y Eric Carlson, de temas de violencia y discapacidad. Estos funcionarios son los responsables a nivel mundial de trabajar estos temas por la ONU y están conscientes de la importancia del rol de las pymes, tanto en el aspecto económico y en el social.
Ante ellos Conapyme dio a conocer la posición de las pymes chilenas de integrar a las personas con capacidades distintas, no obstante las políticas gubernamentales. Informaron que la multigremial reúne a siete ramas de la micro, pequeña y mediana empresa del país, con una representación sobre 800 mil unidades productivas del segmento.
Respecto a las normas sobre cuotas de integración, los directivos expresaron que se debe considerar la situación de las pequeñas empresas, que muchas veces no cuentan con la infraestructura necesaria para recibir a los trabajadores en dicha condición y la escasez de recursos para ello por el limitado acceso al mercado. Este punto, se indicó a los representantes internacionales, tiene su origen en la gran concentración económica, por lo cual corresponde al Estado disponer subsidios o estímulos tributarios al sector para lograr la efectiva la integración de estas personas.

También se abordó el tema de la migración, acoso y violencia en el trabajo y el eventual apoyo que pueden brindar las mipymes en las campañas de difusión de este servicio de Naciones Unidas por la relación de contacto y cercanía que tienen con la comunidad.