Top Tab Content

Amplia agenda de trabajo desarrolló en Buenos Aires el Presidente de la CNDC con sus pares argentinos

Una intensa agenda de trabajo cumplió el Presidente de la Confederación, Juan Araya, en Buenos Aires, Argentina, con motivo de la invitación de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, FADEEAC, al seminario logístico Encuentro de Protagonistas, realizado en la Universidad Católica de esa capital.

Junto con intervenir en el evento, el titular de la CNDC conoció las instalaciones del moderno Centro de Capacitación Profesional de Conductores del gremio transandino y mantuvo reuniones de trabajo con sus principales directivos.

En el encuentro sobre logística, el dirigente chileno dio a conocer ante un masivo público formado por representantes de entidades públicas y consorcios privados del país vecino, la realidad del sector transportista de carga en Chile. Igualmente, destacó las similitudes y temas comunes que acercan a los camioneros de ambos países.

En su intervención en el panel Transporte Internacional de Carga Terrestre, Araya agradeció al presidente de FADEEAC, Daniel Indart, la invitación a exponer, y destacó la creciente importancia que tiene la industria en el contexto general de la logística, dando cuenta de los aspectos fundamentales del sector chileno.

El presidente de la Confederación manifestó que el 95 % de las cargas es movilizado por camiones, y que la industria es parte de todo lo que está a disposición de consumidores y ciudadanos. En tanto, el presidente de FADEEAC, Daniel Indart, compartió el panel final del Encuentro de Protagonistas con el titular de la CNDC, y dio a conocer un proyecto del gremio argentino por contribuir al cuidado del medio ambiente, iniciativa que está siendo socializada ante la opinión pública.

Centro de Capacitación de Conducción

La Federación argentina de transportistas ha desarrollado desde 2015 el gran Centro de Capacitación Profesional para conductores, “Rogelio Cavalieri Iribarne”, el que imparte cursos de adiestramiento y habilitantes para ejercer el oficio de chofer en ese país. El recinto fue mostrado en detalle a la delegación chilena a Buenos Aires que llegó a conocer el proyecto y apreciar sus cualidades.

El Centro es una experiencia pionera en América Latina y hasta ahora ha formado a unos 500 conductores, indicaron sus directivos, incluidos choferes de otras nacionalidades, no sólo argentinos. Se ubica en el sector de Escobar, a unos 50 kilómetros de la capital federal Buenos Aires. En su amplia superficie de 26 hectáreas se imparten cursos dictados por especialistas, con patio de maniobras y una pista de 1.600 metros, donde los alumnos desarrollan clases prácticas en camiones-escuelas.

El Centro de Capacitación de Conductores de FADEEAC fue definido por el presidente del gremio argentino, Daniel Indart, como un lugar que ha cristalizado el desafío de que la industria del transporte capacite a sus elementos decisivos, los choferes. “La conducción responsable, poner al ser humano en primer lugar antes que la máquina y que eso lo asimilen los alumnos en su formación es algo muy importante”, afirmó el dirigente.

Su par chileno felicitó al gremio transandino por este logro y señaló que “de las experiencias positivas y notables hay que extraer experiencias. Nosotros en Chile también estamos realizando una labor para formar choferes y de lo que pudimos apreciar en Escobar hay muchas lecciones que aprender”.

 

Reuniones con el gremio argentino

Amplia coincidencia respecto de abordar e identificar temas comunes, detectaron el presidente de la CNDC y los directivos de FADEEAC argentina. El hecho de desarrollar una actividad que enfrenta necesidades y desafíos muy similares, fue el punto de consenso entre los representantes de ambos gremios camioneros.

Aspectos de conectividad, facilitación de procedimientos interfronterizos, costos del transporte y rentabilidad de las empresas quedaron como parte de una agenda que será intensificada, todo ello dado porque Argentina y Chile comparten la tercera frontera más extensa del planeta.

Igualmente, se estableció la necesidad de plantear ante el sector público de ambos países, es decir los gobiernos, que los privados, en este caso los transportistas y sus asociaciones gremiales, formen parte del trabajo común que se haga, con la posibilidad de que lleven sus planteamientos a las instancias respectivas.