Top Tab Content

CNDC plantea eliminar subsidio de 3,5 % a autopistas urbanas. Factor de alza distorsiona precios.

El aumento real de las tarifas de tags en las autopistas urbanas de Santiago sólo subiría en 1,6 %, si no se aplicara el subsidio fijo de 3,5 % que cada año el Estado autoriza a aplicar a las firmas concesionarias.

 

La Confederación de Dueños de Camiones de Chile, CNDC, expresó su rechazo total al modelo de cobro, que involucra una grave distorsión. Anunció que se reunirá con el Ministro de Obras Públicas a quien planteará un cambio, luego que esta semana se conoció el alza que tendrán los tags desde el 1 de enero de 2018.

Este factor de 3,5 % no es por un mejor servicio de las autopistas, sino un regalo que el Estado autoriza a las concesionarias a aplicar sobre todos los usuarios. El gremio sostiene que es un subsidio a firmas privadas que sale del bolsillo de los usuarios, sin que haya mejoras equivalentes del servicio. Este hecho debe hacer meditar sobre la estructura del funcionamiento financiero de las autopistas.

Desde 2008, los peajes urbanos han subido en 77,4 %, porcentaje del cual mayoritariamente corresponde al llamado “factor” de 3,5 %. Esta ganancia extra crece por el solo efecto del cada vez mayor número de pasadas, que según la Asociación de Concesionarias Copsa, fueron 608 millones en 2016, 53 millones más que en 2015.

El Presidente de la CNDC, Juan Araya, señaló que se está solicitando una reunión urgente con el titular de Obras Públicas para plantear un cambio en la filosofía de los cobros, algo que sería posible en los nuevos proyectos.

“La explicación que siempre ha dado la autoridad es que a las primeras autopistas se les dio este incentivo para que se interesaran en concretar los primeros proyectos. Pero tal está, hoy eso se ha transformado en un regalo que pagamos todos los usuarios”, expresó.