Noticias CNDCActualidad del Gremio Camionero

Por votación unánime de 139 votos a favor, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó cambiar la normativa sobre transporte de desechos, que afectaba a los camioneros tolveros que prestan servicio a empresas constructoras. 

En segundo trámite constitucional, luego de ser aprobada en la comisión de Transportes, la Cámara votó favorablemente la iniciativa 12.139-15, originada en el Senado, que establece la interpretación correcta a aplicar. 

Hasta ahora, los transportistas quedaban sometidos a un cuerpo legal ambiguo y que llegó al extremo de hacer obligatoria la solicitud de permisos a cada una de las comunas por las que debían transitar hasta llegar a vertederos. Eso, más los partes y multas de inspectores municipales y de carabineros, los cuales hasta se prestaron para originar un negocio turbio por el retiro y posterior encierro de los camiones en corrales municipales.

Aprobado primero por la sala del Senado, el proyecto de ley que corrige la norma mal hecha, pasó a la Cámara de Diputados, que en primera instancia lo aprobó en comisión y luego pasó a sala, con el resultado señalado. En la sesión plenaria estuvo presente la Ministra de Transportes, Gloria Hutt, y las directivas de la Confederación y de la Federación Metropolitana, así como el gremio de los transportistas tolveros. 

Cambio en la normativa 

Todos los parlamentarios, en ambas ramas del Congreso, coincidieron en lo absurdo de obligar a pedir permisos a cada municipio para transportar un solo cargamento. Ahora, con la ley aprobada, los transportistas de tolvas deberán portar un solo permiso, el de la comuna de origen que consignará el destino de la carga, es decir a qué vertedero va. 

El mandante o cliente, la empresa constructora, deberá emitir la guía respectiva, y por lo tanto el camionero quedará solamente con la responsabilidad de trasladar la carga portando la guía de despacho.

El artículo de la ley es simple, modifica la redacción incorrecta que había sido agregada a la ley 18.290 del Tránsito, y rige lo siguiente: “El vehículo que retire los escombros sólo deberá contar con la autorización de la municipalidad de la comuna desde donde inicia su recorrido, debiendo, además, portar el documento tributario pertinente que acredite el destino y origen de su recorrido”. 

La ley tiene alcance nacional, no solamente facilita el trabajo de los tolveros de Santiago, sino de quienes desempeñan esta actividad en todo el territorio del país. Carabineros e inspectores mantienen la fiscalización, pero acotada a lo que el nuevo texto legal establece. 

Reacciones 

El diputado informante del proyecto de ley, Karim Bianchi, explicó al pleno de la Cámara el criterio general de la iniciativa. Dijo que “la mala aplicación de la normativa ha generado diversos problemas en un transporte legítimo que muchos emprendedores realizan, especialmente por medio de camiones, a quienes se les cursan infracciones por no contar con la autorización municipal de cada una de las comunas por donde el mismo debe circular para llevar los escombros”.

 

Ahora, dijo, quienes transporten desechos, deberán llevar consigo el documento tributario pertinente que acredite origen y destino de su recorrido, como forma de verificar que dicha carga se deposite en un sitio habilitado para ello”. A su vez, la diputada Ximena Ossandón declaró que la norma que se deroga ha sido “un despropósito” que perjudica a los camioneros. En tanto, el diputado Jorge Sabag manifestó que los transportistas se encontraban en una “situación compleja”.

Al término de la votación, la Ministra de Transportes Gloria Hutt agradeció “un trabajo parlamentario rápido y ordenado, que no fue fácil, y con el gremio quedando expuesto a la normativa que se deroga”. También agradeció a los camioneros la buena disposición para enfrentar el problema, explicarlo y colaborar con una solución que resuelve el problema.

 

El Presidente de la CNDC, Juan Araya, valoró la disposición de senadores y diputados por hallar una buena solución a una norma incorrecta y perjudicial. Destacó la óptima disposición del Ministerio y de la Ministra Hutt en encontrar un camino adecuado y poner urgencia a una discusión que se pudo alargar mucho más en el Congreso. Finalmente, reconoció al Senado como la cámara de origen para generar una ley de reemplazo y a los diputados por aprobar una norma con real sentido común.

0
0
0
s2sdefault