Noticias CNDCActualidad del Gremio Camionero

Los gremios de la pequeña empresa señalaron que el anuncio del Presidente de la República, de ampliar a instituciones no bancarias la entrega de créditos Covid-19 con garantía Fogape para emprendedores, es positivo pero debe concretarse con urgencia.

Los presidentes de CONAPYME y de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile, calificaron como positivo autorizar a cooperativas, leasing, factoring y cajas de compensación el otorgamiento de la línea crediticia. Enfatizaron, eso sí, que la entrega de estos préstamos de capital de trabajo debe ser muy rápida, oportuna, antes que termine el mes, porque hay pymes que ya están bajando la cortina.

“La solución es que no solo la banca dé créditos a las pymes para superar la emergencia sanitaria. Los clientes bancarizados son un millón en el país, pero quienes no son clientes de los bancos superan otro millón, y esa gente no puede seguir esperando; de lo contrario van a irse a la informalidad”, señaló Germán Dastres, presidente de CONAPYME.

El dirigente planteó que si los créditos con garantía Fogape no llegan rápido a quienes lo necesitan, el impacto en la cesantía será brutal. “Muchas empresas pequeñas hasta ahora siguen trabajando, pero si les cayeron las ventas y están sin financiamiento, entonces están en el peor de los mundos. No podrán seguir operando”.

Dastres sostuvo que “la extensión a instituciones financieras no bancarias, para que puedan entregar créditos Covid-19, solucionaría los problemas de decenas de miles de pymes,a condición de sea ahora, inmediato. Si no, será tarde”, dijo. Para el dirigente es peligroso no resolver la falta de financiamiento del sector: “si estas empresas no pueden seguir operando se desatará una cesantía que puede ser peor que la de 1982, cuando el 30 % de los chilenos estaba sin trabajo”.

En tanto, el presidente de los camioneros, Juan Araya, hizo un llamado al Gobierno a fin de que los créditos salgan rápido, como una inyección a la vena. “Porque los bancos, incluidos los grandes, no tienen la capacidad para procesar los miles de solicitudes de crédito Covid-19. Ahí está el cuello de botella, y ya pymes que empezaron a morir en abril hay cesantía por eso”, señaló.

El titular de la CNDC dijo que “al gobierno le cayó la teja que hay que prestar plata rápido. De todas formas, es plata con atraso porque ya han cerrado muchas pymes. En el caso de los camioneros, seguimos trabajando, pero nuestra gente se está endeudando con los proveedores, que cobran más caro. Y tenemos un problema adicional, que es que entramos en la temporada baja”.

0
0
0
s2sdefault