Noticias CNDCActualidad del Gremio Camionero

Uno de los mejores años de la década tuvo el mercado de camiones, de acuerdo a las cifras entregadas de los vehículos nuevos vendidos  en. El resultado final bordeó las 17.000 unidades, lo que consolidó de manera definitiva la recuperación del segmento de vehículos de transporte de cargas.

La Asociación Nacional Automotriz de Chile, ANAC, informó que hubo un crecimiento de 58,7% al comparar con el año 2020. La recuperación del mercado se camiones ya se anticipaba por la evolución de las unidades comercializadas meses antes; esto fue de la mano de la mayor actividad y la recuperación de la economía, que debió soportar un duro golpe con la crisis económica que se desató después del estallido de octubre de 2019 y de la pandemia, cuya etapa más difícil se vivió en 2020.

En total fueron 16.898 unidades nuevas, registro correspondiente al tercer año más alto después de 2011 y 2012, años en los que hubo más de 18 mil ventas. “El crecimiento sostenido del mercado de camiones es producto de la importancia que han tenido estos para el traslado de todos los bienes y servicios, lo que ha permitido el normal abastecimiento y funcionamiento del país desde que comenzó la pandemia”, comentó ANAC.

¿ Y cómo vendrán las cosas para este año ? Según las cifras, y ya que la economía chilena ha recuperado gran parte de su dinamismo perdido en 2020, es posible que las ventas de camiones tiendan a estabilizarse, pues muchos propietarios de flotas completaron sus stocks y renovaron equipos.

  

En el año que acaba de terminar el sector automotor consiguió en su conjunto varios récords de ventas que le permitieron consolidar su recuperación tras los difíciles meses vividos el año pasado por la pandemia. “Se alcanzó la venta de 415.581 unidades de vehículos livianos y medianos nuevos, lo que representa un crecimiento de 60,6% con respecto a los mismos doce meses de 2020”, informó ANAC. Se trata del segundo mejor año del sector automotor chileno desde que se lleva registro, solo superado por 2018 cuando se vendieron 417.038 unidades.

“Como se ha explicado, estos resultados son consecuencia de la reactivación de distintos sectores económicos y también por el aumento del factor de uso del vehículo, medio que es percibido como una forma de movilidad segura y confortable, no solo para el traslado de la familia, sino también para labores de trabajo, emprendimientos, pequeñas empresas o pymes, que han surgido sostenidamente durante  la pandemia”, explicó la Asociación Nacional Automotriz de Chile.